miércoles, 28 de enero de 2009

martes, 20 de enero de 2009

La Tierra Prometida

Hogar de un tercio de los judíos del mundo y de dos tercios de los antisemitas del mundo, la Tierra Prometida es tan santa que un pequeño paseo por la región puede llevarte a la Vida Eterna, generalmente en cuestión de minutos.

lunes, 19 de enero de 2009

Israel

Israel es el lugar en el que vive un tercio de los judíos de todo el mundo.
Y dos tercios de los antisemitas de todo el mundo.
El porqué tengo un Honda. video

lunes, 12 de enero de 2009

Una plegaria judía por los niños de Gaza

Si alguna vez hubo un tiempo para decir una plegaria, este es el tiempo.

Si alguna vez hubo un lugar por completo abandonado, ese lugar es Gaza.

Señor que eres el creador de todas las criaturas, oye nuestra plegaria en este día maldito.

Señor, a quién llamamos bendito, vuelve tu cara a ellos, los niños de Gaza; que sepan de tus bendiciones y del refugio que les das; que conozcan tu luz y tu calidez allí adonde hoy hay sólo oscuridad y humo y adonde el frío corta la piel.

Todopoderoso que haces excepciones a las que llamamos milagros, haz una excepción con los niños de Gaza. Protéjelos de nosotros y de los suyos. Cúralos. Manténlos bajo tu seguridad. Líbralos del hambre y del horror y de la furia y de la pena.

Restáuralos a sus infancias robadas, a sus nacimientos, que son un sabor a cielo.

No nos dejes olvidar, Señor, a tu hijo Ismael, quién es el padre de todos los niños de Gaza.

Recuérdanos como tu hijo Ismael estaba sin agua y abandonado para morir en el desierto de Beer Sheba, tan carente de toda esperanza que su propia madre no pudo soportar ver cómo se le iba yendo la vida.

Sé ese Señor, el que oyó el llanto de Ismael y envió a Su ángel a confortar a su madre Hagar.

Sé ese mismo Señor que acompañó a Ismael en ese día y en todos los días que siguieron.

Sé ese Señor que abrió los ojos de Hagar y le enseñó el pozo de agua que ella le a beber dió a su hijo salvándole la vida.

Alá, cuyo nombre nosotros pronunciamos Elohim; el que da la vida, el que sabe del valor y de la fragilidad de cada vida, por favor envía tus ángeles a esos niños.

Salva a esos niños de Gaza. Gaza la más hermosa, Gaza la más maldecida.

En este día, en el que la trepidación y la ira y el duelo llamados guerra, cura nuestros corazones y restaura sus cicatrices.

Bendice a esos niños y protégelos de todo daño.
Vuelve tu cara a ellos, Señor y muéstrales, como si fuera la primera vez, la luz y la bondad.

Míralos, Señor, y deja que vean Tu rostro.

Y, cómo si fuera por primera vez, garantízales paz.


Rabino Levi Weiman-Kelman de Kol HaNeshama, Jerusalem.

Los judíos somos diferentes.

Ennumero.
Tenemos apellidos "diferentes".
Tenemos narices "diferentes"
Tenemos costrumbres "diferentes"
Y etc.
Pero no somos los judíos los que nos definimos como "diferentes".
Hemos sido diferenciados desde tiempos inmemoriales.
Y todavía no sabemos porqué.
Lo dice Shakespeare a través del judío Shylock:
"¿El judío no tiene ojos? ¿El judío no tiene manos, órganos, dimensiones, sentidos, afectos, pasiones? ¿No es alimentado con la misma comida y herido por las mismas armas, víctima de las mismas enfermedades y curado por los mismos medios, no tiene calor en verano y frío en invierno, como el cristiano? ¿Si lo pican, no sangra? ¿No se ríe si le hacen cosquillas? ¿Si nos envenenáis no morimos? ¿Si nos hacéis daño, no nos vengaremos?"

Quizá sea porque nos hemos emperrado en seguir siendo judios a pesar de todo.
Quizá porque desde el final del Reino de Israel, y a diferencia del cristianismo y del islám, e incluso del nazismo,que desean un mundo completamente cristiano o musulmán o nazi, nos hemos negado a evangelizar a los demás. Se nos ha enseñado a querer un mundo justo, no un mundo judío.
El más grave error que cometió Israel fué el de pretender un mundito propio que fuera, a la vez, judío y justo, cuando ambos términos son incompatibles entre sí.
Desde mi judaismo elijo un mundo y un Israel justos, que incluyan u no diferencien ni a los judios ni a nadie, y no un mundo y un Israel judios y segregadores.
Esa es mi "diferencia" con quienes pretenden un Israel judío, asumiendo con ello una ideología racista, que no es diferente de la ideología evangelizadora en cuyo nombre se han cometido innumerables matanzas, incluyendo la actual en Gaza.

jueves, 1 de enero de 2009

Escrito antes de la incursión israelí en Gaza

Israel tiene que defender a sus ciudadanos.
por Amoz Oz.

El sistemático bombardeo contra los habitantes de pueblos y ciudades de Israel es un crimen de guerra y un crimen contra la humanidad.
Es obvio que el gobierno israelí no quiere in vadir Gaza, sino que preferiría continuar con el cese de fuego que Hamas primero violó y después revocó.
Pero el sufrimiento de los ciudadanos que viven cerca de Gaza no puede continuar.
La resistencia para iniciar una acción en contra de Hamas no viene de la indecisión sino de saber que Hamas favorecería una operación armada por parte de Israel: si docenas o aún cientos de civiles, mujeres y niños palestinos resultan muertos por la acción del ejército israelí, el radicalismo se fortalecerá en Gaza, el gobierno de Abu Mazeb podría caer y los extremistas de Hamas podrían reemplazarlo.
El mundo árabe se unirá en las protestas por las atroces imágenes que difundirá Al Jaseera y la corte mundial de la opinión pública se apurará a acusar a Israel de crímenes de guerra. Esa misma corte de opinión pública que permanece inmóvil y en silencio frente al bombardeo sistemático de centros poblados en Israel.
Una masiva presión será ejercida en contra de Israel para que se detenga.
Pero no habrá una presión mundial equivalente en contra de Hamas, porque no hay a quién presionar. y no queda casi nada c con que presionar a Hamas.
Israel es un país.
Hamas es una banda armada.
Qué es lo que podemos hacer?
Lo mejor es conseguir un completo cese del fuego para aliviar el bloqueo de Gaza.
Si Hamas insiste en rehusar ese cese de fuego e insiste en seguir bombardeando objetivos civiles en Israel, deberíamos evitar una acción armada que le convenga a Hamas.
Sus cálculos son simples, cínicos y malvados: si civiles israelíes inocentes terminan muertos, mejor.
Si civiles inocentes palestinos resultan muertos, mejor que mejor.